Somehow the world feels colder now

jueves, 1 de diciembre de 2011

Virginia


Ella es Virginia.
Joven y algún día estuvo llena de sueños. La pobreza se los arrebató y no se consideró nunca capaz de hacer algo. Madre enferma y hermano menor indefenso. Una historia más como las muchas que hoy conocemos. Virginia ya es una adulta, de tan solo 22 años. De día muestra su simpleza e inocencia. De tarde comienza a sentirse con la culpa encima y un gran peso en la conciencia. De noche está cargada y madura, llena de diferentes experiencias que la han llevado a convertirse en lo que hoy es...¡Que vergüenza ha de ser para su familia! Cada vez que en su trabajo conoce personas con buena condición económica, recuerda su infancia, los días en que inocentemente jugaba en la parcela de sus abuelos. Recuerdos llenos de polvo. El polvo produce alergia. La alergia hace llorar. El llanto corre el maquillaje, el maquillaje corrido arruina el rostro. Sin un buen rostro, esta noche no hay trabajo. Si no hay trabajo, no hay dinero. No llores más, Virginia.

No hay comentarios: