Somehow the world feels colder now

sábado, 22 de enero de 2011

Hoy

Al ver la verdad frente a mí, y al saber que en verdad no puedo hacer nada para remediar lo que el destino a puesto en nuestros caminos, logro comprender lo indispensable que son algunas cosas para mi vida. Estos días me han ayudado a verme desde otra perspectiva, conocer a una Stephanie que se encontraba más oculta, y que es más reservada, pero que poco a poco a estado saliendo a flote gracias a las maravillosas circunstancias en las cuales ha estado. Siempre las expectativas de uno nunca son como las pensamos, o se superan o nos decepcionamos, pero en mi caso todas mis expectativas han sido superadas por mucho, de una manera tan bella y tan simple, siempre natural.
Al saber que éste es el último día de los eventos benditos que han ocurrido en mi verano, valoro mucho más el tiempo, y creo que aprecio más y más cada segundo de la felicidad, y en los momentos en los que ese sentimiento ya no esté conmigo, recordaré con una sonrisa y quizá una lágrima solitaria los bellos momentos y las mejores cosas que me han pasado. Más que nunca tengo melodías en mi cabeza, melodías que no se irán....no es simple de entender el por qué de las cosas, siendo aún el adiós por algún tiempo, estoy feliz...creo que por satisfacción. Gracias por todo, gracias por darme los mejores días. Gracias Dios, has sido indispensable en esto. Gracias Lucca por todo, gracias Felipe, y gracias a todos los que hicieron que mi sueño se hiciera realidad.


Stephanie!

No hay comentarios: